Monitor COVID-19 en San Juan

2

Nuevos casos

0

Nuevos fallecidos

 72.177

Total confirmados

30

Infección en curso

70.958

Recuperados

 1.189

Total fallecidos


Latinoamérica expresa su respaldo al pueblo y Gobierno de Cuba

Gobiernos, movimientos sociales, políticas y organizaciones latinoamericanos expresaron respaldo al pueblo y Gobierno cubanos ante la campaña de desprestigio promovida por Estados Unidos (EE.UU.), tras los hechos de violencia del domingo en varias poblaciones del país.

Durante una alocución, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel rechazó el cerco mediático que se ha generado contra la gestión del Gobierno y las matrices que promueven la desunión en el país caribeño, que ha enfrentado por seis décadas las consecuencias del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto ilegalmente por EE.UU.

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró este lunes el respaldo incondicional de la nación suramericana a la isla caribeña, enfatizando que la mejor ayuda para ese pueblo noble es que EE.UU. levante el bloqueo.

Por su parte, el jefe de Estado de Argentina, Alberto Fernández, también expresó su respaldo al pueblo de Cuba, asegurando que «no hay nada más inhumano en pandemia que bloquear económicamente a un país».

«En las dos reuniones del G20 pedí que se terminen los bloqueos en el mundo, porque cuando a un país lo bloquean, lo que hacen es bloquear a una sociedad. Quien padece es la sociedad», dijo Fernández.

El presidente boliviano Luis Arce también expresó su «pleno respaldo al pueblo cubano en su lucha contra las acciones desestabilizadoras», al tiempo que resaltó que «cuanto más el Gobierno de Cuba avanza en la salud y la ciencia, más enfrenta la desinformación y el ataque extranjero».

Añadió que «los problemas en Cuba deben ser resueltos por los cubanos, sin ninguna injerencia, mucho menos de quienes mantienen un criminal bloqueo desde hace 60 años», en referencia a EE.UU.

El Gobierno de Nicaragua denunció y condenó la desestabilización y la agresión permanentes contra su par de Cuba, indicando que EE.UU. es el principal desestabilizador.

Además, recordó que Washington «no tiene ninguna autoridad moral para decir nada, cuando precisamente carga con toda la responsabilidad y culpa de todos los crímenes atroces, de odio y de lesa humanidad, que han cometido, y siguen cometiendo, contra los pueblos del mundo.

El secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), Sacha Llorenti, condenó las acciones intervencionistas contra La Habana promovidas desde Washington.

Llorenti también rechazó los señalamientos del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en apoyo a acciones desestabilizadoras registradas en la isla caribeña.

Desde Argentina, la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba) condenó las acciones promovidas por EE.UU. para desestabilizar a Cuba.

«La Utpba está y estará como siempre junto a ustedes y el heroico pueblo cubano más allá de las palabras. Viva Cuba. Viva la Revolución», apuntó el texto, firmado por la secretaria general de ese colectivo, Lidia Fagale, y su secretario adjunto, Leandro Torres.

Académicos, políticos y activistas sociales colombianos manifestaron su solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Cuba, ante las maniobras para intentar desestabilizar al país.

Por su parte, el presidente del partido colombiano Comunes, Rodrigo Londoño, manifestó su solidaridad con Cuba ante las agresiones promovidas por EE.UU. y su bloqueo criminal.

La exsenadora y reconocida activista Piedad Córdoba se unió a las expresiones de apoyo y solidaridad a Cuba y al Gobierno de su presidente, Miguel Díaz-Canel.

Desde El Salvador, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) rechazó la campaña dirigida a generar desestabilización en Cuba.

La formación de izquierda condenó, en un comunicado, la manipulación mediática para imponer una narrativa ajena a la realidad cubana, con el auspicio del imperialismo y la contrarrevolución.

El Movimiento de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela-Cuba y otras organizaciones repudiaron  los intentos desestabilizadores contra la Revolución Cubana.

‘Hace algunas horas, oportunistas y pregoneros del caos, salieron una vez más al escenario comunicacional con una supuesta preocupación por Cuba y pidiendo auxilio y libertad. Son las mismas voces sin eco en el corazón del noble pueblo cubano, que hace más de 60 años es víctima del bloqueo genocida impuesto por el imperio norteamericano’, refiere un comunicado del movimiento.

El grupo de solidaridad, el Movimiento de Integración y Emancipación de Derechos Humanos del Sur, la Asociación Civil Víctimas del Caracazo y del Terrorismo de Estado Cuarto Republica expresan que la principal ayuda que necesita Cuba es el levantamiento de las medidas coercitivas y unilaterales que intentan asfixiar al pueblo.

La Coordinadora guatemalteca de solidaridad con Cuba rechazó los intentos de desestabilizar a la isla caribeña y agradeció a su pueblo la ayuda en el área de la salud. 

A juicio de sus miembros, el bloqueo estadounidense impuesto a Cuba por más de 60 años constituye un acto criminal y genocida condenado por la comunidad internacional en más de 27 ocasiones.

Junto con la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, capítulo Guatemala, condenan la actitud de grupos financiados por EE.UU. de acabar con la Revolución y dan gracias al Gobierno cubano por su apoyo con brigadas médicas en lugares intrincados de la tierra del Quetzal.

Por su parte, el Movimiento Nacional Amistad y Solidaridad mutua Venezuela-Cuba denunció también la campaña comunicacional con fines desestabilizadores promovida por EE.UU. contra la isla, en medio de la pandemia de Covid-19.

«Queremos alertar a los pueblos del mundo, que con el argumento de la ayuda humanitaria, se pretende implementar la vieja estrategia del Caballo de Troya, a los fines de incrementar la agresión contra el pueblo cubano», dice el comunicado.

A su vez, el Partido de los Trabajadores de Brasil manifestó su apoyo incondicional y solidaridad con el pueblo y el Gobierno cubano, «que durante seis décadas ha sido víctima de un bloqueo por parte de EE.UU., dañando las relaciones comerciales y diplomáticas del país con el resto del mundo».

«El pueblo cubano es la principal víctima de este largo y criminal bloqueo, quedando excluido de las condiciones regulares para una vida digna, que podría lograrse en una situación de normalidad», refiere el texto.

Los países miembros del ALBA-TCP también emitieron un comunicado para enviar «su total respaldo y solidaridad al pueblo y Gobierno de Cuba frente a continuas campañas de descrédito e intentos de provocar un estallido social para justificar una intervención externa».

En el documento aseguraron que estas acciones son organizadas y financiadas por el Gobierno de EE.UU., «que en la actual pandemia de Covid-19 ha recrudecido la política criminal e inhumana de bloqueo económico, comercial y financiero.

Por su parte, el Partido Comunista de Brasil (PCdoB) ratificó su solidaridad con el pueblo cubano al asegurar que «se enfrenta a una nueva ola golpista reaccionaria».

«El mundo entero sabe que la situación en Cuba es de resistencia y, precisamente, porque su Gobierno no se ha rendido al imperialismo en seis décadas, está siendo castigado con un criminal bloqueo económico que obstaculiza sus posibilidades de desarrollo (…) El Partido Comunista de Brasil, su dirección y su militancia, una vez más se puso del lado del pueblo cubano y en defensa de la Revolución», expresó.

FUENTE: Telesur