Monitor COVID-19 en San Juan

6

Nuevos casos

1

Nuevos fallecidos

72.025

Total confirmados

 38

Infección en curso

70.803

Recuperados

1.184

Total fallecidos


Protesta en la clínica donde fueron sancionadas dos enfermeras que se negaron a un aborto

Gran polémica surgió en las últimas horas, luego de conocerse que dos enfermeras fueron sancionadas por autoridades del CIMYN  por «abandono de persona» al negarse a asistir en una práctica abortiva.

Esta mañana, amigos y familiares de las afectadas protestaron frente a la puerta del nosocomio solicitando que se dé marcha atrás con la medida a la que consideran inconstitucional.  

Según el testimonio de la abogada Mónica Lobos, el hecho ocurrió el 12 de septiembre pasado cuando la médica de una menor de edad decidió realizarle una Interrupción Voluntaria del Embarazo a su paciente y le notificó a dos enfermeras que debían asistirla.

Ambas profesionales recurrieron al derecho de objeción de conciencia, pero «nunca abandonaron a la paciente», según contó la letrada. «La asistieron en todo momento pero no querían participar de la práctica abortiva», resaltó.

La enfermera que participó del aborto pese a estar en contra por «miedo a represalias» recibió 2 días de suspensión mientras quien se mantuvo firme en su decisión, fue sancionada con 8 días. 

La madre de la mujer que recibió la sanción mayor llegó hasta el lugar para apoyar a su hija. «En la clínica dicen que mi hija no la ha querido asistir, siendo que sí lo ha hecho. La llevó hasta el quirófano pero no se quiso quedar porque no está de acuerdo. Era la primera vez que le tocaba participar de un aborto», señaló Nancy. 

Por su parte, una compañera de las enfermeras aseguró que las jóvenes en todo momento le dijeron a la médica que eran objetoras de conciencia. «Intimidaron a la que hace poco que ha entrado y ella asiste a la médica, a pesar que todo está firmado en el Ministerio de Salud. Todos somos objetores en nuestro servicio. Pedimos que se aplique un protocolo y llamen a gente que no es objetora. Así tampoco la paciente vive un momento innecesario, porque no queremos molestarla«, aseguró Carla, quien reiteró en todo momento se asistió a la mujer y que de ninguna manera hubo abandono de persona. «Está registrado en las cámaras», agregó.  

Además, aseguró que no es la primera vez que una mujer solicita un aborto en la clínica, pero que nunca hubo inconvenientes porque en todos los casos los médicos hicieron los procedimientos solos. 

Fuente: Diario de Cuyo