Monitor COVID-19 en San Juan

 4.320

Nuevos casos

3

Nuevos fallecidos

  121.667

Total confirmados

38.525

Infección en curso

81.920

Recuperados

1.222

Total fallecidos


Furor por las entradas de Argentina – Brasil

A horas de inaugurarse la venta de entradas en el Circuito San Juan Villicum, para el partido de Argentina ante Brasil miles de fanáticos se dieron cita en las cercanías para poder comprar su ticket.

Desde horas muy tempranas los hinchas se apostaron en filas interminables de autos con conservadoras, sombrillas y provisiones para poder aminorar la espera y en compañía de familiares y amigos.

En diálogo con Espacio de Opinión Benjamín Balmaceda comentó como es la situación que se vive en el lugar. “Llegue aproximadamente entre las 14 y las 15 horas de la tarde acompañado con parte de mi familia, entre ellos mi padre Oscar Alfredo Balmaceda, mi hermano Ramiro Balmaceda, y una compañera de él, Julieta. Apenas llegamos había una fila interminable de autos y control policial. Si alguno tenía una duda ellos (los policías)  la evacuaban y recomendaban que la gente vaya despacio”.

En el horario transcurrido Balmaceda se encontraba a cuatro kilómetros del lugar y la fila de autos aún era imperceptible. “Aproximadamente a los cuatro kilómetros del Villicum en donde estarían vendiendo las entradas ahí pararon todos y van entrando de a poco los autos pero es una distancia bastante larga digamos desde esos kilómetros que nos encontramos ahí desde ese cartel que dice Villicum a cuatro kilómetros  justamente donde venden las entradas”.

Aunque la distancia del objetivo aún no se alcanzaba a ver, el entusiasmo de los hinchas no decaía en ningún momento. La gente está contenta, lo está viviendo como una fiesta. Nadie se ve que este enojado, nadie se ve que este intranquilo. Veo a muchas personas que están con sus sillas sentados tomando mate. Hay otros que se están preparando para comer un asado más tarde. Creo que es un gran acontecimiento para los sanjuaninos y va a ser muy difícil que se vuelva a repetir. Todos están felices y están tranquilos y esperando que se habiliten la venta de entradas. Hay mucho control policial, más o menos dos policías por cuadra, así que bastante bien”.

Sin embargo, este panorama tan festivo para algunos para otros era totalmente opuesto. Hace una hora aproximadamente que estoy a 5 km y detrás mío hay dos kilómetros de fila de autos. Siento desconcierto e impotencia. Estoy haciendo fila en el auto y pasa gente caminando y no sé si están haciendo doble fila. Se han colado pero dicen que ahora va tener prioridad los autos”, sostuvo Mario.

Aunque las percepciones eran diferentes los fanáticos se animaron a apostar por el resultado del partido.

Es muy importante que para la provincia un acontecimiento de tanta envergadura venga acá y sobre todo Argentina- Brasil. Es el clásico de los clásicos con todo esto que viene pasando  de la suspensión del partido la otra vez, la revancha de los brasileros a los argentinos, la bronca que deben sentir porque le ganamos la final de la copa América. Así que buenas expectativas y contento también y con una mentalidad positiva de que Argentina va a ganar 3 a 0 con goles de Messi, Julián Álvarez y Lautaro Martínez”, concluyó Balmaceda. Mientras que Mario se arriesgó a proyectar un resultado  de 2-1 a favor de Argentina.

Las apuestas ya están hechas y los hinchas cada vez más eufóricos esperando el momento para tener su entrada en mano y vivir la emoción de ver a Argentina en el Bicentenario.