Monitor COVID-19 en San Juan

 4.320

Nuevos casos

3

Nuevos fallecidos

  121.667

Total confirmados

38.525

Infección en curso

81.920

Recuperados

1.222

Total fallecidos


¿Ley de lemas en el 2023?

Al promediar la semana pasada, circuló un rumor que indica que el Gobernador tiene intenciones de modificar el código electoral de la provincia para establecer nuevas reglas de juego hacia la elección del 2023. Algunos medios de comunicación afirman que Sergio Uñac hizo ese comentario en Casa de Gobierno, durante una reunión con intendentes justicialistas. Habría dicho que quiere establecer una suerte de colectoras o lemas para reemplazar las PASO y separar la elección de cargos provinciales del calendario electoral nacional.

Al momento de escribirse esta nota, en la Cámara de Diputados de la provincia no ha ingresado ningún proyecto concreto respecto al tema, e incluso, días antes de la reunión con los intendentes, el gobernador y presidente del PJ San Juan, mantuvo una reunión con los socios del Frente de Todos, para “agradecerles el apoyo en la elección” y en ese ámbito, que sería natural para hablar de esos temas, no lo mencionó. Por otra parte, ninguna fuente cercana a Casa de Gobierno salió a desmentir el trascendido periodístico, situación que lleva a pensar que es una idea que el uñaquismo está testeando.

El sistema de Lemas, es una forma de elección que reúne en una misma instancia la definición de dos disputas, porque compiten fuerzas políticas por el poder provincial y a la vez es un proceso de internas partidarias. Así cada partido o alianza pasa a constituirse como un lema y puede tener sub lemas o listas colectoras. Por ejemplo, el lema A y su sub lemas A1, A2 y A3 compiten contra el lema B y sus sub lemas. Si la lista o sub lema A1 saca más votos que las restantes, suma todos los votos del lema y los mide contra B, que opera igual, el sub lema con más votos es el representante en la cuenta general.

Para que este mecanismo pueda aplicarse en la próxima elección, el proyecto debería ingresar a la legislatura de forma temprana en el 2022. Y si, además, Uñac quiere separar la elección provincial del calendario electoral nacional, como en el 2019, la convocatoria arrancaría casi en enero del 2023. Por lo tanto, el 2022 ya es un año de campaña.

Pero, por ahora son todas suposiciones, no se puede opinar seriamente hasta ver un proyecto en la Cámara de Diputados. Mientras tanto solo se puede recuperar la historia de San Juan y la ley de lemas, y hacer alguna que otra conjetura.

Memoria Escobarista

La Ley de lemas, no es una novedad para la provincia, seguramente en el entorno del gobernador hay asesores con pasado Escobarista que le recordaron que ya se usó con existo para el peronismo en 1995. En ese momento fue una estrategia para unificar lo que venía dividido luego de la destitución de Escobar, la asunción de Rojas y la restitución de Escobar vía acuerdo con Menem y Cavallo, para terminar con las privatizaciones. En ese entonces por el lema del Frente de la Esperanza también compitió Olga Riutort que termino sumando sus votos a la fórmula de Escobar y Cerdera, aunque de todas formas los votos del sub lema de Jorge Alberto fueron mayoría absoluta en toda la elección.

A nivel departamental si se dieron casos donde el ganador de la intendencia resultó no ser el candidato con más votados en la elección. El ejemplo más recordado es el de Juan Carlos Abarca, en Albardón, que en cantidad de votos perdió frente al Dr. Ruiz, que competía por los radicales, pero con la suma de los otros sub lemas terminó coronado intendente.

Ese 14 de mayo de 1995 los cuartos oscuros fueron una verdadera maraña de colores y tonalidades, que no le hizo la terea fácil a los votantes encontrar la boleta deseada, ni presidentes y fiscales custodiar la elección. En esa ocasión compitieron cinco lemas, y tres de ellos tuvieron dos sub lemas, sólo en la categoría gobernador. Luego tenían sus respectivas listas de diputados, de intendentes y concejales, que también tuvieron sub lemas. El departamento Capital llegó a tener casi treinta candidatos a intendente.

Si esta iniciativa próspera para el 2023, y la intensión genuina es simplificar la elección para la ciudadanía, quizás sea momento de pensar en implementar la boleta única y eliminar las listas sábanas.

Unificar las internas

La adopción de un sistema de lemas puede ser una vía para resolver un problema de liderazgo que quedó planteado en el Frente de Todos San Juan, luego de la elección de noviembre pasado. Uñac se colocó como figura central de la campaña en las elecciones legislativas y terminó arriba por escasos 5000 votos. La primera lección que sacó, es que necesitó y necesita para el futuro, a cada uno de los asociados al frente, interno y externos al PJ, si quiere retener la gobernación en el 2023.

La presión interna por protagonismo ya no sólo es una diputa con el Giojismo. Habilitar distintos sub lemas le permitiría a Uñac darle espacio, o posibilidad de competir, a todos: a los bloquistas, a los giojistas, a Gramajo, a Andino, al PTP, etc. Incluso él mismo Uñac puede presentarse contra todos si desea ir por su rere y ver qué pasa.

Ahora, ese mecanismo funciona igual para el otro lado. También para la oposición. En las elecciones pasadas el verdadero candidato de Juntos x el Cambio fue Marcelo Orrego y estuvo cerca de la hazaña. ¿Qué habría pasado si hubiera existido Ley de lemas en esta elección? El Frente de Izquierda nunca se uniría al FDT, pero Consenso Ichigualasto si tiene margen para integrar un lema con Orrego y esa alianza hubieran ganado la elección.

En el caso de separar la elecciones nacionales y provinciales, también es una circunstancia le viene como anillo al dedo al Frente Con Vos, como se llama la alianza de Orrego en la provincia, porque se distanciaría de las internas que han estallado entre radicales y macristas.

Debate legislativo

De lo que no hay dudas es que la elección del 2023 en la provincia va a ser reñida. Y que la Cámara de Diputados que surja de ella van a pasar a ser importantes en la nueva gestión. Algo que parece extraño en el presente, en el cual dos generaciones de sanjuaninos que no han vivido debates interesantes en la legislatura. Quizás el último fue el juicio político que terminó con la destitución del Dr. Avelin. Asistimos cada jueves a la declaración de interés de algo y la aprobación de proyectos del ejecutivo provincial y nada más. Pero a partir del 2023 la legislatura va a ser clave como sostener al gobierno surja y como nido de la futura oposición.

En este aspecto, el problema que plantea la Ley de lemas, al menos en su forma tradicional, es que no permite integrar listas de cuerpos legislativos, el lema que gana, aunque sea por un voto se lleva toda la lista. Esta perspectiva es poco tentadora para que los socios de un frente decidan permanecer y competir dentro de el mismo, a la vez que es mala para la vida política en general, ya que atentaría contra diversidad de voces entre los representantes del pueblo en la cámara.

Estos son solo escenarios que quedan como resabios de un año cargado de política que está terminando y anuncia que no falta tanto para que vuelvan a encenderse los motores de las maquinas electoral, si es que se detienen. El 2022 no va a ser de gestión, va a ser de campaña.