Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Por Alberto I Agüero-Federico P Suero

¿Benefician al pueblo argentino los resultados de la gira por Europa y la posición internacional del gobierno argentino? ¿O están destinados a consolidar el acuerdo con el Fondo monetario internacional?

La semana pasada el presidente de la nación Alberto Fernández realizó una gira por Europa. Durante la misma recorrió varios países para entrevistarse con las máximas autoridades políticas de los mismos. Visito España, Francia y Alemania donde mantuvo reuniones con Pedro Sánchez, Emmanuel Macrón y con Olaf Scholz.

El objetivo de la gira presidencial estaba centrado en manifestar la preocupación del gobierno argentino por la invasión de Rusia a Ucrania y a su vez ofrecer las materias primas que nuestro país produce, principalmente alimento y gas, que se han vuelto más que necesarias para Europa en el contexto de guerra. A su vez como presidente de la CELAC manifestó su preocupación sobre el impacto de la guerra en la economía de ese sector del mundo, y manifestó la necesidad de encontrarse con los principales líderes europeos para escuchar qué escenario ven frente a la continuidad del conflicto bélico.

Esta nueva gira de Fernández reafirma por un lado su simpatía con los sectores socialdemócratas y liberales europeos por quienes fue elogiado, “Fernández es actor importante en este escenario internacional tormentoso”, dijo Macron. Además, Fernández expresó la necesidad de consolidar el comercio con estos países ofreciéndoles nuestras materias primas, en un momento que tienen precios ascendentes, en un intento por conseguir más dólares para pagarle al FMI.

Otra de las cosas que evidenció la gira presidencial a través del propio presidente, fue las diferencias con otros sectores del Frente de Todos, particularmente con el Kirchnerismo, tanto en lo interno como en lo externo.

Si bien la idea de la gira era limitarse solamente a hablar de las reuniones que mantendría y de la situación de la guerra, el presidente se despachó contra su compañera de fórmula en un intento de dejar claro que las decisiones las tomaba él. Dijo que Cristina tenía una mirada muy estrecha sobre la situación del país que no contemplaba la pandemia, remarcó que es un hombre de clase media que no necesita del poder para enriquecerse y que los funcionarios que no estuvieran de acuerdo con el esquema para eliminar subsidios a las tarifas energéticas que implicaran aumentos en la energía se tendrán que ir del gobierno.

También aprovechó la oportunidad para marcar que quiere ir por un segundo mandato en el 2023. El tono de estas declaraciones se opacó al día siguiente cuando se conoció el dato de la inflación del mes de abril en nuestro país, que fue del 6% llegando a un 23% en lo que va del año. Este dato es realmente alarmante ya que carcome los ingresos de los trabajadores, los pequeños comerciantes, campesinos, las pymes, etc. Y deja descartado el pronóstico de 43% de inflación anual que el Ministro de Economía Martin Guzmán junto con el FMI dio para este año.

La inflación descontrolada junto con la precarización laboral y los bajos salarios son la evidencia del fracaso  de la política económica de Fernández y Guzmán cuyos pilares han sido acordar con el Fondo y en consecuencia con los monopolios, profundizando el modelo exportador para traer divisas  con las cuales pagar la deuda, dejando los precios a merced de los exportadores y los especuladores frente a un Estado impotente que solo arma mesas de dialogo en las que no se le dan soluciones al pueblo.

LA CUMBRE DE LAS AMÉRICA QUE PREPARA BIDEN

Esta situación compleja tanto en el ámbito nacional como internacional también está atravesada por la Cumbre de las Américas que los EEUU pretenden organizar para el mes de junio en San Francisco ciudad de California, Estados Unidos, con una polémica en ciernes sumado al boicot de varios países de la región por la decisión de la Casa Blanca de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la misma.

Esta nueva cumbre tiene gran importancia para la política exterior de EEUU debido al contexto internacional que es favorable para los planes de Biden de consolidación de la hegemonía yanqui en el mundo. La invasión imperialista de Rusia a Ucrania se desarrolla a pedir de boca de EEUU ya que lo que para los planes de Putin esa invasión sería una “guerra relámpago”, en la que rápidamente se harían con el control del país, Ucrania, se encontró con la resistencia del pueblo ucraniano, sumado al apoyo de la OTAN, lo que empantanó los planes rusos y los llevó a cambiar de planes, prolongando la guerra más de lo esperado, sufriendo bajas en lo militar, sumado a las duras sanciones en lo económico y político.

Los planes de retorno de EEUU como potencia hegemónica en la política mundial incluían una fuerte presencia en Europa, que se está dando con el fortalecimiento de la OTAN beneficiada por la guerra, a su vez el imperialismo yanqui fortalece sus vínculos con India, Japón, Corea del Sur y Australia extendiendo una nueva “OTAN” hacia el océano Indico, todo esto con la intención estratégica, por supuesto, de frenar el avance de China.

Por otro lado, Biden necesita fortalecer sus influencias en lo que considera su patio trasero que es América Latina. Aquí radica la importancia de esta nueva Cumbre a realizarse desde el 6 al 10 de junio, ya que la gestión de Trump permitió el avance de Rusia y China en la región principalmente con los créditos y las vacunas contra el Covid 19. Los trascendidos de funcionarios del Departamento de Estado yanqui, indican que no serían invitados a participar ni Cuba, ni Venezuela y tampoco Nicaragua debido al no reconocimiento por parte de los yanquis a esos países como “democracias”.

Esto ha generado el repudio y el boicot de varios países que ya adelantaron que de ser así no participarían si no se invita a todos los países de la región. Los países que encabezan este boicot son Bolivia, Honduras y con un gran peso y protagonismo México que es un actor clave para EEUU en su idea de volver a ser el mandamás de la región.

Quien también adelanto que no participara por lo que la cumbre podría ser un rotundo fracaso para Biden fue el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, no desde la solidaridad latinoamericana, sino que su relación con la nueva administración estadounidense no es buena ya que fuertemente alineado con Trump y lo sigue estando.

Lo que llama la atención en este contexto de presiones es que Alberto Fernández ha decidido participar de la cumbre en vez de solidarizarse con los países excluidos y participar del boicot para restarle poder al imperialismo yanqui en américa latina. En vez de eso Fernández ha decidido concurrir y “usar” la cumbre para denunciar la ausencia de los países excluidos, lo que en realidad tiene más de sumisión demagógica que de solidaridad.

La gira presidencial por Europa sumada a la futura participación de la Cumbre de las Américas evidencia como Alberto Fernández se va apoyando cada vez más en los países pro OTAN condicionado por el peso de EEUU en el FMI. Van quedando atrás aquellos primeros gestos de Fernández, que aún mantiene López Obrador, de intervenir para salvar a Evo Morales durante el golpe reaccionario de noviembre de 2019, de visitar a Lula Da Silva en la cárcel, de consolidar el grupo de Puebla y se va recostando peligrosamente cada vez más cerca de los EEUU.

Entendemos que es necesaria una política independiente para no ceder ante ningún imperialismo, pero para eso hace falta poder ser económicamente independientes de nuestros destinos fortaleciendo el control de un Estado popular sobre nuestros recursos estratégicos a través de empresas estatales que generen empleo y nos abastezcan de los recursos y bienes que nuestro pueblo precisa para vivir.

EL TRIUNFO DE LA RAZÓN Y LA DEMOCRACIA

La jueza en lo contencioso administrativo, Adriana Tettamanti, falló en favor de la inconstitucionalidad de la ley 2348-N.

En su fallo la jueza argumento que declaraba “la inconstitucionalidad de la Ley 2348-N por resultar carente de valor en razón del trámite seguido para su sanción, de conformidad con lo previsto en el art. 11 de la Constitución de San Juan y los fundamentos dados”

El fallo comunicado el 11 de mayo, hace lugar a la presentación realizada por un sector del Partido Justicialista, el Partido del Trabajo y del Pueblo y Juntos por el Cambio de San Juan, por el cual se solicitaba anulación de la modificación de la Ley 2348-N realizada el 16 de diciembre de 2021, en la cual derogaron las Primarias Abierta y Simultaneas y Obligatorias en San Juan, sin proponer ninguna alternativa coherente para elegir autoridades de la provincia en todas sus instancias.

La modificación de la ley 2348-N, se había realizado mediante un trámite exprés sin participación popular y violando reglamentos e instancia legislativas para realizar dicho procedimiento.

A nuestro entender, el fallo, es una gran demostración de coraje del Partido del Trabajo y del Pueblo, pero más allá de darnos la razón en nuestro proceder, es un triunfo de la democracia porque impide a los gobernantes de turno avanzar en forma intempestiva sobre los derechos adquiridos por la ciudadanía.

A partir de ahora, la provincia tiene un panorama más claro para todas y todos los sanjuaninos, para definir estrategias electorales.

Frente a un panorama tan complejo y convulsionado tanto en el plano, internacional, nacional y provincial es preciso que las fuerzas Comunistas revolucionarias enroladas en el PTP-PCR den la disputa por el poder político, y avanzar en la campaña provincial de 20 mil afiliaciones.

A su vez es necesario conformar un Frente con los partidos políticos del campo popular para terciar en el Frente de Todos con el objetivo de imponer otra política que detenga el avance de las fuerzas reaccionarias de derecha como Macri y sus variantes liberales.

Contactate con nosotros