Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

La acusada de matar a su ex de un ladrillazo podría quedar detenida antes de la sentencia

Este miércoles empezó el juicio contra Gabriela Macarena Núñez, la mujer acusada de matar de un ladrillazo a su ex a la salida de su casa en el Lote Hogar Nº12, en Pocito. Pero la acusada podría quedar presa antes de conocer su posible sentencia (la fiscalía pide 15 años). El motivo: su recurrente tardanza a los actos procesales.

La primera audiencia del juicio oral y público debía empezar a las 7.30 en la Sala 5 de Tribunales, sin embargo, inició una hora y cuarenta después porque la sospechosa (está en libertad) llegó tarde. La imputada argumentó que el colectivo se demoró más de lo estipulado. El presidente del tribunal, el juez Javier Figuerola, le advirtió a Núñez que si este jueves llegaba tarde a la segunda audiencia del juicio (cita, a las 8), la mandará a detener y quedará con prisión preventiva.  

En principio la investigación se centró en la hipótesis del homicidio agravado por la alevosía y el ensañamiento, pero después la Fiscalía bajó la calificación al homicidio preterintencional, aquella figura en la que el agresor ataca, pero solo con la intención de provocar un daño y ocurre la muerte.

En ese sentido, el fiscal Francisco Micheltorena adelantó que irá por la pena de 15 años de prisión, mientras que la abogada Noriega jugando con la carta de la emoción violenta, por la asistencia de antecedentes de violencia de género, pedirá que la pena sea de tres a seis años de cárcel.

El juicio tendrá el paso de al menos 22 testigos antes de que se presente la prueba documental y sean los alegatos de cierre, con pedido de condena y la última palabra de defensa de la acusada. Los jueces Figuerola, Gema Guerrero y Federico Rodríguez decidirán sobre el futuro procesal de Núñez, que puede quedar detenida antes de tiempo.

Fuente: Diario Huarpe

Contactate con nosotros