Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Gran reacción popular

Movilización popular en todo el país en solidaridad con Cristina que ayuda a poner las cosas en su lugar

A partir de la asunción de Sergio Massa en el Ministerio de Economía de la Nación, el panorama para el campo popular se ha tornado poco alentador. El giro a la derecha en la conducción del gobierno del Frente de Todos y el brutal ajuste que el ministro instrumento a través de la Decisión Administrativa 826/2022, recortando partidas presupuestarias en educación, salud, vivienda, etc., no dejaban duda sobre cuál será la suerte de los sectores populares con el accionar del equipo de Sergio Massa en el periodo en que ésta esté al frente de Economía de la Nación.

Luego de conocerse el pedido del fiscal Diego Luciani, exigiendo 12 años de cárcel e inhabilitación para la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para ejercer cargos públicos, en el juicio oral que se le sigue a ésta en la causa Vialidad Nacional, el pueblo tomo las calles en todo el país para manifestar su descontento contra una posible proscripción de la vicepresidenta, generando así un nuevo escenario en la situación política.

Los planes de la derecha

La reunión de empresarios en la Cumbre de las Américas, en la que se volcaron declaraciones de alto volumen político por parte del embajador de EEUU Marc Stanley, quien, frente a Sergio Massa y Horacio Rodríguez Larreta propuso que se conforme ahora, y no esperar a 2023, una gran coalición de centro derecha para que nuestro país se convierta en un gran proveedor de energía y alimentos de los países afines al imperialismo yanqui, en medio de la crisis desatada después de la invasión de Rusia a Ucrania, causaron asombro y desaliento los sectores populares por el rumbo que toman los acontecimientos políticos y como consecuencia económicos del país.

En la cabeza del embajador está la idea de una coalición de centro derecha que le garantice al futuro gobierno la gobernabilidad necesaria para poder cumplir el acuerdo con el FMI, ya que, si bien se logró su aprobación, esto se hizo con un sector minoritario del Frente de Todos y la mayoría de Juntos por el Cambio en el Congreso de la Nación, lo que puede dificultar, más allá de esta aprobación, su futuro cumplimiento por la resistencia popular.

Estas declaraciones del embajador sintetizaban lo que un sector de las clases dominantes de nuestro país, el que hace negocios con los yanquis, pretende para poder llevar adelante su idea de país, sin mercado interno, meramente exportador de materias primas.

A tono con esto el día lunes 22 de agosto Sergio Massa oficializó fuertes recortes en educación, salud, vivienda, etc. por un total de 128 mil millones de pesos. Este ajuste se hizo en programas muy sensibles para la gente como el programa “conectar igualdad” al que se le recortaron 30 mil millones, el fortalecimiento en infraestructuras para jardines de infantes por un total de 15 millones de pesos o en el programa Procrear con un total de 50 mil millones.

Este ajuste de $ 128.000 millones es mayor a los $ 108.000 millones que representa el bono de $ 4.000 a $ 7.000 a los jubilados y pensionados que perciben hasta 2 (dos) haberes mínimos (unas 6.000.000 de personas) durante los meses de septiembre, octubre y noviembre 2022.

La reacción popular

En medio de este panorama complejo y difícil para el campo popular, aparece la decisión del fiscal Luciani de exigir a la justicia condenar y proscribir a Cristina Fernández, usando la causa vialidad, con lo cual profundizaban el golpe para dividir y romper al Frente de Todos.

Esta decisión causo la reacción popular, sobre todo cuando le negaron ampliar su indagatoria a la vicepresidenta Fernández y, luego de que esta hizo una exposición desde el Congreso de la Nación, en la cual denunció los vínculos del macrismo, tanto con el poder judicial como entre empresarios ligados al macrismo y los funcionarios vinculados a las causas de corrupción.

Desde que asumió Massa la vicepresidenta se había mantenido en silencio y la centralidad de la conducción del gobierno recaía sobre el ministro, pero a partir de su declaración en la cual expuso los vínculos de los empresarios ligados al macrismo con los hechos de corrupción, provocó masivas movilizaciones en apoyo y en su solidaridad en todo el país.

Estas movilizaciones fueron arrinconando los planes de la derecha oligárquica, que se relamía con la idea de que producto del fracaso económico del Frente de Todos, sumado a los errores de Cristina, que, por una disputa interna en el gobierno, golpeo todos los movimientos sociales por igual, iba a ser suficiente como para dar la estocada final a la unidad conquistada en el 2019.

Pero por el contrario el pueblo junto a los partidos y organizaciones del campo popular identificaron claramente la maniobra que se ocultaba detrás de este juicio amañado de la justicia macrista, que como ya ha sucedido en otros países de la región, por ejemplo, en Brasil, se utilizó el aparato judicial para encarcelar al ex presidente Lula, lo que posibilito la llegada de uno de los sectores más reaccionarios de las clases dominantes brasileras como lo es el que representa Jair Bolsonaro.

La brutal represión que se desato en Recoleta, frente de la casa de la vicepresidenta, contra la multitudinaria movilización que se acercó a darle su apoyo en las que se encontraban desde, partidos políticos, diputados del Frente de Todos, sindicatos, organizaciones sociales y miles de militante que se congrego de manera espontánea, es una muestra de la ferocidad de la derecha oligárquica que hegemoniza el bloque de las clases dominantes en nuestro país y que no tuvo reparos en vallar, gasear y apalear al pueblo que se manifestaba pacíficamente.

A su vez esta represión ha despertado una interna feroz dentro de “Juntos” Por el Cambio. Ámbito donde desde los sectores más reaccionarios como Bullrich y Macri le piden a Larreta que vaya a fondo con la represión y que utilice todo el peso de la policía de la Ciudad para desalojar cualquier tipo de movilización en apoyo a Cristina Fernández.

Claramente el pueblo toma nota de la situación delicada que vive nuestro país los trabajadores están dispuestos a movilizarse para defender sus conquistas y enfrentar el ajuste. Así lo han demostrado en las movilizaciones del 7 de agosto protagonizadas por los Cayetanos y en las protagonizadas el 17 de agosto por la CGT, junto a las CTAs y demás sindicatos

Estas movilizaciones le han puesto un freno a los planes de la derecha, que debe poner las barbas en remojo y recalcular su estrategia nuevamente, ya que se ha encontrado con un pueblo que tiene reservas movilizadoras, que tiene experiencia histórica de lucha y no sé come las curvas que les proyecta la oligarquía y adivina cuáles son las verdaderas intenciones que hay detrás de esta operación.

Independientemente de los debates y de las diferencias que puedan existir con Cristina Fernández hoy la situación exige que los comunistas revolucionarios estemos codo a codo con las masas peronistas que se movilizan para enfrentar los planes de la derecha. En nuestra provincia hemos sido parte de estas movilizaciones desde un primer momento, primero con un comunicado de solidaridad firmado por Alberto Agüero presidente del PTP-PCR de San Juan y manifestándonos día sábado 20 de agosto en la plaza 25 de mayo junto a compañeros de Lealtad Justicialista, la Cámpora, Unidad ciudadana y otros espacios políticos.

Luego nos hemos movilizado en el departamento de Jáchal junto a compañeros justicialistas del departamento, y por último en la movilización del sábado 27 de agosto hemos sido protagonistas de una enorme movilización que congrego a más de 10 mil personas y que tuvo en su cabecera a Alberto Agüero y a José Luis Gioja entre otros dirigentes de envergadura de la provincia.

Es un momento favorable para el campo popular que puede iniciar una contra ofensiva que frene los planes de la derecha y del imperialismo yanqui que se envalentonan y redoblan la apuesta con el giro a la derecha que representa Sergio Massa en el control del ministerio de economía. Esta unidad debe profundizarse también para enfrentar el ajuste y romper con el acuerdo con el FMI que nos arrastra a la pobreza y a la sumisión nacional. Para ello debemos marchar junto al pueblo codo a codo en sus luchas difundiendo las propuestas de nuestro partido para encontrar una salida liberadora a la crisis, creciendo y generando un cambio de rumbo dentro del Frente de Todos para cerrarle el paso al enemigo principal del pueblo que representan hoy el macrismo, sus aliados internos y sus apoyaturas externas: los imperialismos.

EL CÓDIGO ELECTORAL EN SAN JUAN

Desde que el uñaquismo definió de manera intempestiva en 2021, en la última sesión de la Legislatura Provincial, la eliminación de las PASO, un grupo de fuerzas políticas entre las que se encuentra el PTP nos opusimos a esta decisión de manera férrea.

Primero expresamos nuestro rechazo a través de un comunicado público, y luego presentamos un amparo judicial entendiendo que se habían sobrepasado las facultades del Poder Ejecutivo y Legislativo por la forma en la que fue sancionado el proyecto. Se sancionó sin pasar por Comisiones, aprobándose de manera desprolija y sin propiciar un debate público sobre la forma en la que los sanjuaninos debemos elegir a nuestros representantes. Cabe destacar que otras fuerzas políticas de la provincia también judicializaron esta decisión.

Esta medida del gobernador Uñac se hizo de espaldas al pueblo, con la idea de eliminar las internas de los respectivos frentes electorales. El objetivo fue que el oficialismo en el gobierno no tuviera competencia en su aspiración de ir por un nuevo mandato y subordinar a todas las fuerzas del Frente de Todos detrás de su figura.

Esto se hizo con la peligrosa excusa de que los sanjuaninos no queremos ir tantas veces a votar y que nos ahorraríamos importantes partidas presupuestarias al tener una sola elección. Ambos argumentos falaces y falsos ya que el ejecutivo planea desdoblar la elección provincial de la nacional, lo que implica ir a votar la misma cantidad de veces que si estuvieran las PASO vigentes y, a su vez, la provincia debe hacerse cargo con fondos propios de una elección provincial, por lo que no implicaría ahorro alguno, al contrario, tendríamos los sanjuaninos más gastos. Pero lo peor de este argumento oficial es que camina por la fina cornisa de la anti política. Nos oponemos firmemente a esta idea ya que lo que hace falta es más política, politizar aún más al pueblo para que pueda discutir los grandes temas sin dejarlos librados a la suerte de un dirigente o funcionario.

El habernos opuesto a esta decisión ha tenido sus frutos ya que el uñaquismo se ha visto obligado a discutir un nuevo código electoral en la legislatura, debate del cual hemos pedido desde el PTP ser parte, que deberá contemplar acuerdos y concesiones para su aprobación y ya no saldrá a pedir de boca de un solo sector como se pretendía en diciembre del 2021.

Debemos decir que desde el PTP nunca fuimos defensores de las PASO como forma de elección, actuamos si, frente al atropello que significo está avanzada del uñaquismo de querer acomodar el código electoral de la provincia de acuerdo a sus apetencias personales y no de los intereses de los sanjuaninos.

Desde nuestro modo de ver la democracia está en las asambleas, en los cuerpos de delegados, la democracia grande y directa donde se discute todo desde la fábrica, el barrio, la chacra, etc. y las decisiones se toman en base a lo que esas mayorías deciden y no a lo que un minúsculo grupo de legisladores o funcionarios determina. Pero también entendemos que esta es una discusión que debemos seguir dando de la mano con el tipo de sistema político que les conviene a los trabajadores y al pueblo por eso peleamos por el socialismo. A su vez en este contexto es necesario saber si este nuevo proyecto aporta a destrabar el conflicto que hoy existe y si este es favorable para el pueblo. Vamos a estudiarlo y queremos participar del debate para tener un código electoral lo más democrático posible en este contexto.

Alberto I. Agüero-P. Federico Suero

Contactate con nosotros