Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Rompió un vidrio para poder entrar a la casa y pegarle a su pareja

La víctima no lo dejó entrar a la vivienda pero igual se las arregló para pegarle hasta el cansancio.

Martín Anibal Fernández fue condenado a 11 meses de prisión efectiva por el delito de Lesiones Leves Agravadas por el Vinculo en Contexto de Violencia Intrafamiliar y de Genero. Además, le impusieron una perimetral.

El hecho

La víctima estaba en su habitación durmiendo con sus dos hijos pequeños y su pareja le llamó por teléfono para que le abriera la puerta. Pero al notar que tenía un tono de voz ebrio, le armó una mochila y le dijo que se fuera.

El hombre al no poder abrir la puerta, le dio un puñetazo a la ventana e hizo estallar el vidrio. Por ese lugar accedió a la casa y la agarró de los pelos a la mujer.

Luego la arrastró a la pieza donde dormían sus niños y continuó con el ataque. Le propinó golpes de puño en los ojos y en la boca. Cuando pudo escapar, llamó al 911. 

FUENTE: diario de cuyo

Contactate con nosotros