Monitor COVID-19 en San Juan

1

Nuevos casos

0

Nuevos fallecidos

72.070

Total confirmados

7

Infección en curso

70.878

Recuperados

1.185

Total fallecidos


MI

AGRADECIMIENTO

ES PARA:

MI PAPÁ  Y MI MAMÁ

LES AGRADEZCO POR LA VIDA QUE ME DIERON

Y SEGUIRE ADELANTE POR ELLOS Y MI HERMANITA

         INDICE

  • CAPÍTULOS:
  1. LOS BAUTISMOS
  2. LA FAMILIA
  3. LA TRISTEZA
  • CAPÍTULO: EL BAUTISMO

MI BAUTISMO

Dicen que mi Bautismo fue muy lindo, me levantaron por la mañana me vistió mi madrina  Yanina, también la ayudo mi padrino quien era mi padre y se llamaba Duilio. Luego de que mis padrinos y mi mamá me llevaron a bautizar en la iglesia “Espíritu Santo” en Santa Lucia, me hicieron un almuerzo que perduró hasta el anochecer. Dicen que la pasamos muy bien. Yo estaba con un vestido blanco y zapatitos del mismo color.

EL BAUTISMO DE MI HERMANITA

Recuerdo que ella estaba con un hermoso vestido blanco, su pelo con algunos accesorios y sus zapatitos blancos. A ella la bautizaron en la Catedral, donde estaban mis padres y sus padrinos con toda su familia. Luego de que la bautizaron fuimos a nuestra casa a celebrar el bautismo. Estuvo muy lindo, estaban todos conversando y divirtiéndose, fue una noche mágica.

  • CAPÍTULO: LA FAMILIA

Me encanta cuándo nos juntamos para celebrar los cumpleaños donde estábamos todos juntos algunas veces hacíamos asado, otras veces pollo relleno o al disco. Cuándo vamos al Parque y disfrutamos al aire libre conversamos de lo que hacemos y de lo que ya no, jugamos a la pelota, voleibol, paseamos por distintos lugares, siempre tenemos algo para hacer y compartir todos juntos.

Además, algo que me fascina es visitar a mi madrina, comer helado con ella, también   me siento muy feliz cuando visita mi casa.

Además, disfruto mucho cuando nos juntamos con mi abuela y tíos para ver los partidos, las reuniones de navidad y año nuevo que paso con todos mis seres queridos e incluso con amigos.

Estoy muy agradecida de tener esta familia. Mi abuela, es una de las personas más importantes en mi vida, la quiero con todo mi corazón al igual que a mi madrina y padrino de quince. No puedo dejar de nombrar a mis hermanos que los quiero mucho. Cuando los necesito ellos están o estoy yo para ellos. Siempre nos ayudamos.

CAPÍTULO: LA TRISTEZA

Casi me derrumbo cuando cumplí mis 8 años. En esa fecha fallece mi papá en su tercer ACV. Unos meses antes, nace mi hermanita, hoy tiene 9 años. Solo lo conoce por fotos. El tiempo que ella tiene, es el tiempo de fallecimiento de mi papá. Tristemente digo… el que nunca va a bailar en sus quince y tampoco bailó en el mío, ya no hay un día del padre, ni cumpleaños que festejar. Solo poder llevarle flores al cementerio.

Con el tiempo, estuve un poco mejor, mi mamá me ayudó en todo momento e incluso me llevó a una psicóloga ya que no era tan sociable, pero gracias a que ella me llevó y consultó, eso cambió.

Sin poder creerlo, días después de que mi hermanita cumpliese 8 años fallece mi mamá. Todo mi mundo se derrumbó. No tener una madre que te enseñe a maquillar. Aquella mujer que fue tu mejor amiga. A la primera persona que le cuentas cuando un chico te gusta. A quien en el día de la madre ya no cuento con su presencia. Otra vez, me toca llevar más flores al cementerio.  Acostumbrarme a ya no tener sus abrazos, sus besos, que ya no te diga hasta mañana que sueñes con los angelitos e incluso el beso antes de dormir.

Olvidarme de estar atenta a que sean las doce de la noche para ver quien desea primero un “FELIZ CUMPLEAÑOS».

A que tu hermanita te mire con una carita… diciendo que por que nos toca esto a nosotras y pensar en cómo explicarle toda esta situación para que entienda. Tuve que madurar más rápido y tratar de ser un ejemplo para que el día de mañana siga mi camino y que sea una buena persona, amable y que no guarde rencor a la vida.

Es difícil, lo sé, sobre todo cuando decís a una persona que ya no tienes a tus padres y te miran con tristeza y no sabes que hacer cuando eso pasa.

Pero gracias a Dios supe valorar la vida y disfrutarla cada vez más. A pesar de los obstáculos quiero enfrentar lo que sea por mi hermanita y por mis padres. Gracias a ellos y a Dios que me dan fuerzas, sólo hay que tener fe y todo saldrá bien.

 A pesar de todo… siempre tenemos que salir adelante.

Autora: Estrella Domínguez

* Hoy compartimos un texto autobiográfico en este espacio dedicado a los y las jóvenes