Monitor COVID-19 en San Juan

1

Nuevos casos

0

Nuevos fallecidos

72.070

Total confirmados

7

Infección en curso

70.878

Recuperados

1.185

Total fallecidos


Salud implementó intervenciones lúdicas para contener a los más pequeños que son hisopados

El Ministerio de Salud puso en marcha intervenciones lúdicas en el que los equipos de salud se ponen pelucas y narices de colores para hisopar a los más pequeños, quienes además reciben un regalo. LA iniciativa comenzó en el Área de Testeos ubicada en el Estadio Aldo Cantoni, luego se replicó en el MotorTest del Parque de Mayo y también se está desarrollando en la sede Infinito por descubrir – IXD (sede dispuesta para testear a embarazadas y niños desde los 6 meses hasta los 15 años).

Con el visto bueno de la ministra de Salud, Dra. Alejandra Venerando y demás autoridades, junto a la Dra. Claudia Noriega, coordinadora de los Centros de Testeos, Raúl Marcelo López, encargado del sector de hisopados en la tarde explicó que «la idea de los ‘payasalud’ surge porque venían muchos chicos a hisoparse con sus padres. No nos gustaba que se encontraran en un ámbito tan maduro y que vean a los equipos de salud solo con los equipos de protección personal; entonces surgió la idea de crear un centro de atención para embarazadas y chicos. Luego con la aprobación de las autoridades y con la Dra. Claudia Noriega conversamos con las chicas de hisopados, con Celeste Castro y surgió la posibilidad de hacer un equipo solamente para niños y adolescentes. Así nació lo de vestirse como payasos, darles regalos, incentivarlos, que no le tengan miedo, que sea algo normal para un niño, que no sea tan estresante”.“Es difícil el tema de los testeos en los menores de edad porque se encuentran en un contexto al que no están acostumbrados. Entonces se habla con los padres, se les indica cómo es el procedimiento. Lo que intentamos es tranquilizar al niño para que vea que no se le va a hacer nada malo y generalmente los chicos permiten hacer los hisopados; hay bebés hasta chicos de 12 o 13 años, se pasa por todas las edades. Somos un equipo de 12 personas», detalló

Por otro lado, Celeste Castro, una de las hisopadoras que se disfraza de payaso, afirmó que «esta idea busca hacer sonreír a los niños, porque si bien todos sabemos que hay un virus y que el abrazo, el beso y estar cerca no lo podemos hacer, queremos hacer sonreír a los chicos cuidando su salud mental porque para los grandes es agresiva y dura esta nueva realidad o esta nueva normalidad, entonces para ellos también. Si bien los niños se adaptan a todo y son unos genios, tratamos de llegar a eso, que al menos se vayan con una sonrisa tanto el niño como la madre».