Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Megaminería polémica en San Juan: denuncian un nuevo derrame, pero Barrick y gobierno lo niegan

La información indica que que «asambleístas de Jáchal advirtieron que la Universidad Nacional de Cuyo midió niveles de metales en el agua más altos» que los obtenidos durante el derrame de setiembre 2015. Sin embargo, según la Universidad Católica de Cuyo: «no hay evidencia».

Según la a Asamblea Jáchal No Se Toca, los niveles de metales detectados en el río Jáchal estarían por encima de los valores del derrame de cianuro de 2015.

Los asambleístas se basan en un informe reciente elaborado por la Universidad Nacional de Cuyo.

En tanto, el juicio pendiente de resolución por aquel derrame histórico acaecido en septiembre de 2015, durante el Gobierno de José Luis Gioja, debió haberse realizado en 2020, no obstante, se suspendió por la pandemia y aún no tiene fecha.

Es preciso recordar que Jáchal es un departamento de San Juan situado a 137 kilómetros de la Capital.

Ante la acusación de los asambleístas jachalleros, la minera Barrick Gold indicó que los datos de la Universidad Nacional de Cuyo no son primordiales: los considera una herramienta municipal, en contraposición al resto de los informes provinciales.

«En febrero de 2022 hubo un nuevo derrame en la mina Veladero», dijeron Saúl Zeballos y Domingo Jofré, dos miembros de la Asamblea Jáchal No Se Toca.

Ellos afirman que «en septiembre de 2015 el mercurio había llegado a 1,2 microgramos por litro de agua. Y en febrero de 2022 llegó a 3,3».

Asimismo, indicaron que «el manganeso, en septiembre de 2015 era 1,48 miligramos por litro de agua y en febrero de 2022, 2,10».

También ofrecieron cifras de aluminio, y explicaron que «era de 70 miligramos y en febrero de este año 97».

«No tenemos los informes de enero ni de marzo ni de abril, que ya se tendrían que haber hecho», dijo Jofré, quien agregó que «los informes no se están haciendo todos los meses, como se debería».

Qué dice Barrick

Voceros de la minera Barrick Gold difundieron un comunicado en el que niegan que se haya producido un nuevo incidente en febrero, tal como denuncian los asambleístas.

«La afirmación de un grupo ecologista de que contaminantes encontrados en el río Jáchal proceden de la mina de Veladero carece de fundamento», afirmó la empresa.

Barrick indicó que «los puntos de monitoreo en los que basan esta afirmación se encuentran a unos 200 kilómetros aguas abajo de la mina y que el propio programa de monitoreo de Veladero, que presenta los resultados de la calidad del agua a los organismos reguladores todos los meses, no muestra cambios en la calidad del agua».

Por último, desde la empresa canadiense aseguraron haber «evaluado el monitoreo y los resultados de la Universidad Nacional de Cuyo, junto con nuestros propios resultados de monitoreo tomados durante este período en tres lugares coincidentes y todos los resultados estaban por debajo de los límites de detección de laboratorio y dentro de la normativa. Esto es consistente con nuestros resultados de monitoreo anteriores».

Los asambleístas tienen su punto de vista

El punto geográfico de la muestra recabada por la Universidad Nacional de Cuyo es La Chigua, 20 kilómetros al sur de la naciente del río Jáchal y a 145 kilómetros de Veladero.

Los asambleístas aseguran que Barrick Gold «es el único emprendimiento industrial aguas arriba».

Además recordaron que «en el derrame de 2015 fue la propia empresa la que hizo las mediciones en ese lugar y detectó cianuro y mercurio».

Respuesta oficial

Desde el Gobierno de San Juan respondieron que «en todas las muestras de agua de río no hay evidencia de aumento de parámetros por actividades mineras o humanas en la cuenca».

Contactate con nosotros