Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Alberto Fernández apuntó contra los “especuladores que hacen subir el dólar”

En un acto en Casa de Gobierno, el presidente cargó contra los que “todos los días nos quieren deprimir”; también reconoció que hay que “ajustar” algunos números de las cuentas públicas.

El presidente Alberto Fernández encabezó este lunes la presentación del plan de infraestructura nacional “Argentina Grande”, en un acto del que participaron gobernadores y funcionarios del gabinete nacional. En ese marco, el mandatario pronunció un discurso en el que apuntó contra la oposición y los “especuladores” y “turistas” que “hacen subir el dólar”.

“La Argentina no es un lugar donde los turistas compran dólares para viajar y hacen subir eso que se llama dólar blue. Tampoco es el lugar donde algunos especuladores en el CCL (Contado Con Liquidación) hacen subir el dólar y a todos nos intranquilizan”, sostuvo el mandatario.

Este lunes, el dólar libre cotiza a $290, tras el récord de la semana pasada -el viernes había cerrado a $293- y el CCL se mantiene en torno a los $300.

En un acto en Casa de Gobierno, del que participaron gobernadores y funcionarios nacionales, Fernández cargó contra quienes “todos los días nos quieren deprimir”.

“Todos los días nos quieren deprimir. Todos los días hacen los imposible para hacernos sentir que estamos en el peor de los mundos. Algunos lo hacen diciendo, hablando… los mismos que nos causaron la depresión vienen ahora a contarnos lo deprimidos que estamos. Otros, lo hacen actuando, especulando, poniéndonos al límite permanentemente”, apuntó durante su alocución.

Y continuó: “En ese estado de desconcierto, algunos repiten: ‘Al final, la política son todos iguales’, y no somos todos lo mismo. Algunos creemos en una sociedad justa, igualitaria, soberana, otros, en una sociedad claudicante, que tiene amparo sólo para la mitad de la Argentina y deja a la intemperie a la otra mitad. Nosotros, entramos entre los primeros”.

Fernández enumeró algunos datos, como el de las 5.000 obras en ejecución, y remarcó: “Claramente somos distintos, claramente somos diferentes. Queremos ser distintos, queremos ser diferentes”.

En esa línea, dijo que llegó al Gobierno para que la Argentina “recupere la producción, el trabajo, la dignidad”, y arremetió: “Aunque algunos nos desalienten, aunque algunos todos los días traten de tirar abajo el ánimo ciudadano, vamos a seguir demostrándoles, de este modo, en quiénes pensamos nosotros y en quiénes piensan los otros”

“El tiempo donde algunos siembran el desánimo y donde algunos hacen creer que todos somos lo mismo, quiero decirles: No somos lo mismo, somos distintos, y gracias a Dios que lo somos”, clamó el mandatario.

“Si no hubiéramos sido distintos, hubiera seguido el consejo del que me decía: ‘Dejá que se mueran los que se tengan que morir por la pandemia, total, no hay remedio’”, añadió, en alusión a una frase que, reiteró en más de una oportunidad, le habría dicho el ex presidente Mauricio Macri cuando, al principio de la crisis sanitaria por el Covid-19, el Gobierno aún analizaba si dictar un aislamiento obligatorio.

En otro tramo de su discurso, el presidente envió un mensaje en clave económica y admitió que habrá que “ajustar algunos números” de las cuentas públicas.

“La obra pública va a ser motor de la economía. Sé que estamos en momentos complejos y que tenemos que ajustar algunos números de las cuentas públicas, pero eso no va a ser a costa de parar ni la obra píublica  ni las viviendas”, aseguró. Lo hizo luego de los reclamos que sucedieron a los anuncios de la ministra de Economía, Silvina Batakis, que, al menos desde lo discursivo, prometió un mayor control sobre los gastos del Estado.

Contactate con nosotros