Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Dos diputados oficialistas cuestionan el ajuste y proponen un interbloque

A la fuga de tres diputados cercanos a Juan Grabois que evalúan abandonar el Frente de Todos por el ajuste que programa Sergio Massa podrían sumarse otros dos que provienen de la Corriente Clasista y Combativa (CCC): Juan Carlos Alderete y Verónica Caliva, quienes este domingo participaron de la marcha de San Cayetano.

Pero la dupla, que votó en contra de todas las leyes sobre pago de deuda externa (incluso las primeras enviadas por Martín Guzmán), propuso crear un interbloque para no dejar al Frente de Todos con la minoría en Diputados y peligrar la continuidad de Cecilia Moreau como presidenta de la Cámara. 

Incluiría a todos los que se queden en el Frente de Todos y los sub bloques que se creen, como Patria Grande de Juan Grabois (que integrarían Itai Hagman, Natalia Zaracho y Federico Fagioli), la Corriente Clasista y Combativa y otros que puedan surgir.  

 De esa manera, seguirían contando 118 votos propios, 2 más que Juntos por el Cambio, que también es un interbloque con 10 bancadas diferentes.

En diálogo con la agencia Noticias Argentinas, después de la marcha de este domingo, Alderete anticipó que evitará darle poder a Juntos por la crisis oficialista. 

«Existe el peligro de perder la primera minoría y no quiero que el macrismo vuelva a gobernar. Si nosotros nos íbamos Cecilia Moreau no hubiera podido ser elegida como presidenta de la Cámara», admitió.

«Hay dos posibilidades: o nos vamos o quedamos como un bloque dentro del Frente de Todos», anticipó el dirigente que como Caliva milita en el Partido comunista revolucionario, el PCR, que reivindica la revolución cultural del ex líder de China Mao Se Tum.  

«Tenemos enemigos poderosos enfrente. La pelea adentro y ver hasta dónde aguantamos», agregó el diálogo con radio Belgrano. Y explicó que un interbloque podía hacer su voz más fuerte. «Si no nos escuchan, ¿Qué podemos hacer?».

La renovación de autoridades en Diputados es la primera semana de diciembre y el jefe del oficialismo Germán Martínez debe mostrar que sigue teniendo más soldados que las demás bancadas. 

La oposición podría reunirse para elegir uno propio, pero en Juntos por el Cambio son mayoría los que creen que entrar en la línea de sucesión es comprarse un problema. 

«Vamos a seguir esperando prudencialmente y seguir discutiendo dentro del Frente de Todos, salvo que en los próximos dos meses no se haga lo que nosotros pensamos», agregó Alderete.

Por ahora, Grabois no habló de un interbloque sino que anunció que definirán su continuidad en el Frente de Todos la semana próxima. En el oficialismo creen que no querrá ser acusado de regalarle la Cámara a Macri. 

Alderete cree que también «están descontentos» Barrios de Pie y el Movimiento Evita, pese a que tuvieron una primera reacción positiva ante los anuncios de Massa. De todos modos, podrían no estar convencidos de la auditoría de los planes sociales propuesta por el ministro de Economía. 

Natalia Souto es la diputada de Barrios de Pie, el espacio piquetero que lidera Daniel Menéndez y tiene entre sus referentes a Victoria Donda, la titular del Inadi, que fue a la sesión de renuncia de Massa y asunción de Moreau. 

Hay dos diputados del Movimiento Evita: Leonardo Grosso y Eduardo Toniolli. Tal vez si hay apertura de sellos podrían crear los suyos. Un interbloque resolvería el problema.  

Fuente: La política online

Contactate con nosotros