Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Debido a la inflación los sanjuaninos optan por confeccionar su propia ropa

Rolls of fabric and textiles in a factory shop. Multi different colors and patterns on the market.

En medio del lanzamiento de las prendas por la nueva temporada, con un aumento aproximado del 100%, cada vez más sanjuaninos se vuelcan a otras formas de vestirse y hacer economía. 

El cambio de estación aún no llegó, pero las vidrieras del centro sanjuanino ya exhiben todas las prendas para hacerle frente al calor. Los problemas de importación y la fluctuación del dólar provocaron que, en muchos casos, la ropa sufra un incremento de hasta el 100% con relación a la temporada pasada. En la búsqueda por ahorrar algo de dinero, cada vez son más las personas que encuentran en las casas de venta de telas una alternativa para poder abaratar costos y diseñar sus propias prendas. 

Con la llegada de la pandemia y el confinamiento, cientos de personas se volcaron al mundo de las manualidades con la ayuda de videos tutoriales. La actividad continuó en crecimiento y son muchas las personas que, por economía y gusto personal, se volcaron a la confección de su propia ropa. «La tendencia aumentó fuertemente en época de pandemia, donde la gente se dedicó a embellecer su casa y otros tantos encontraron la oportunidad de iniciar algún emprendimiento, que hasta el día de hoy se sostiene. Parte de nuestra política es alentar a nuestros clientes a que se animen a hacer sus propias prendas y nosotros los ayudamos proporcionando algunas herramientas», dijo Sebastián Fernández, gerente de La Tijera.

Con el cambio de temporada, las prendas usadas son de una confección más sencilla, por lo que cada vez más personas se animan al mundo del «hágalo usted mismo»: «La gente en este último tiempo se abocó mucho más a hacerse sus prendas, tener la posibilidad de elegir las telas y darle su impronta a los diseños que tenían en mente. Por otro lado, también les da la oportunidad de hacerlo a medida, cosa que para muchas personas es difícil al momento de ir a una tienda, conseguir talles», destacó, mientras indicó que la diferencia de precios entre comprarlo y hacerlo en casa es muy amplia.

En la actualidad, una blusa de dama, en el comercio sanjuanino, tiene un valor aproximado de $4.000. «Dependiendo del tipo de prenda, el ahorro puede acercarse a un 50% o más. Si tomamos como ejemplo una blusa de dama hecha de la tela llamada fibrana, el metro está sobre los $900. Si decidimos buscar una modista, el costo puede elevarse a aproximadamente $1.500, por lo que continúa siendo mucho más rentable también», mencionó Fernández.

Para el gerente, en este último tiempo es claro que cada vez son más las personas que se vuelcan a esta forma de ahorro. «Entre nuestros clientes, notamos que el fuerte está en las mujeres mayores de 40 años. La gente elige la compra de todo tipo de telas para hacer la economía de la casa, no sólo se trata de prendas, muchas llegan buscando para hacer toallones, cortinas, sábanas y manteles», concluyó el trabajador. 

Otro de los referentes del rubro notó un marcado incremento en un grupo de emprendedores, particularmente. «En nuestro caso es más la cantidad de hombres y mujeres que llegan hasta nuestro negocio a comprar por gran cantidad para sus emprendimientos. Tenemos una clientela fija, que son personas que se dedican puntualmente a la confección», dijo David Esteo, encargado de la tienda Solo Telas.

Por otra parte, el trabajador coincidió con Fernández en un marcado aumento de la confección de ropa blanca de manera particular. «A diferencia de la ropa, notamos desde hace ya un tiempo que muchas mujeres eligen comprar lo necesario para hacer toallas y cortinas, principalmente. Entendiendo que es un producto costoso en el comercio», finalizó Esteo.

Fuente: diario huarpe

Contactate con nosotros