Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

La Unión Obrera Metalúrgica inicia la renegociación de paritarias

De la serie de revisiones paritarias con relevancia propia y de perfil referencial para otros gremios este miércoles 2 de noviembre llega el turno de los metalúrgicos para actualizar su convenio salarial. En efecto, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), al mando de Abel Furlán, se propone mejorar el 65% que resultó de la anterior revisión en una paritaria que en marzo abrió con el 45%. Por estas horas hay 220.000 trabajadoras y trabajadores expectantes de esa mesa y de cara a la inflación del año la aspiración gremial no baja de lograr un 90% de mejora en sus salarios.

Los últimos acuerdos de gremios poderosos que hizo oficial el ministerio de Trabajo cargo de Kelly Olmos destacan el 107% que firmó Camioneros y el 99,4% de los ferrovarios. En el tercer mes del año y con rótulo de “primeros adelantados”, los metalúrgicos y ladrilleros habían suscrito sus acuerdos en el 45%, un pacto que implosionó dentro de la estructura sindical industrial.

Fue aquella la última negociación con Antonio Caló en la secretaría general metalúrgica, tiempos donde los ex ministros Martín Guzmán, Matías Kulfas y Claudio Moroni desde Economía, Desarrollo Productivo y Trabajo, semanas después del acuerdo de la UOM, activaron con la CGT y la UIA otro pacto para desarrollar un “shock paritario” contra el estallido del incremento sostenido de precios, con cerrojo expreso a la posibilidad de otorgar sumas fijas, que todavía hoy se discute en el oficialismo a cielo abierto, con eje en “reparar” sueldos en el sector de trabajadores y trabajadoras registrados. La medicina que vislumbró al asumir como ministro Sergio Massa, mesa con sindicalistas y empresarios mediante, todavía no tiene receta con firma y sello para una considerable porción de asalariados.

Ya sea en forma directa o indirecta también esa cuestión juega en la expectativa metalúrgica, incluso porque en pleno desarrollo de la era Furlán en la UOM la postura de bonos o sumas fijas es compartida por la conducción que lidera el también ex diputado nacional.

En razón de datos uno de los pronunciamientos más firmes para reclamar al Gobierno la suma fija tuvo lugar en un congreso de delegados metalúrgicos de la UOM celebrado en la localidad bonaerense de Avellaneda, con el referente local Daniel Daporta con anfitrión, el citado Furlán y la voz cantante del diputado Máximo Kirchner quien al reclamar un bono o suma fija repasó los números impresos en balances del grupo Techint para ejemplificar que no es una pretensión descabellada el auxilio salarial, sumado a las paritarias.

Cuestión de sintonía

Dato político con incidencia paritaria, como sucede en cuanta discusión de convenios exista, es que la sintonía K de la actual conducción metalúrgica hizo que en la discusión que finalizó con el último acuerdo del 65% desde la cámaras patronales, Adimra, AFAC (autopartistas), Camima (pymes), Afarte (electrónicas de Tierra del Fuego), Caiama (aluminio) y Fedehogar (electrodomésticos), no ocultara su preocupación por lo que resumieron en “el cambio de tónica política” de la UOM en la era Furlán.

Así lo manifestaron diferentes fuentes empresarias a este diario, incluso en días donde los metalúrgicos se movilizaron para respaldar a sus paritarios en el ministerio de Trabajo y la discusión quedó a un paso del conflicto y la posibilidad de medidas de fuerza.

Contactate con nosotros